El tiempo - Tutiempo.net

En Senior / La gran fiesta de Academia

Academia 3 vs La Caldera 0

En media hora la Liga San José se convirtió en una fiesta blanca y celeste. Nadie esperaba que Academia, que no llegaba con la primera opción para ser campeón en ninguna serie, terminaría ganando dos copas, una en senior y la otra en junior.
La jornada de gloria para los ex alumnos de la UC comenzó con un clásico en senior. Última fecha y poco más de 300 personas llegaron a ver la definición de la categoría. “Vamos a tener choques fuertes en todos los sectores de la cancha”, advertía el técnico Ghazi Sukni, mientras Rodrigo Cordero, entrenador y delantero de La Caldera, que con un empate habría sido campeón, decía que “por algo estamos acá, lo vamos a demostrar y nos vamos a jugar la vida”.
Desde el primer minuto el partido se vivió como lo habían planteado los técnicos, con juego rápido, principalmente por las bandas, y mucho ataque. Pero el balón lo tenía Academia y Rafael Olarra dio el primer aviso con un cabezazo que por poco se convirtió en gol. En el minuto 10, luego de un rebote en el área, fue Rolando Soto quien puso el 1-0, también con un cabezazo.
La reacción de Caldera fue intensa. Los hermanos Valdecantos quisieron sorprender con tiros bien colocados y potentes a los albicelestes, pero el mejor arquero del campeonato, Sebastián Gerkhue, atajó todo.
La opción que eligió Academia fue la acertada: aprovechar las pelotas detenidas para intentar aumentar el marcador. Fue justamente por esa vía que llegó uno de los mejores goles del apertuda, luego de una falta en la medialuna del área de La Caldera. Olarra y Luis Alberto Aymar se colocaron frente al balón, el ex medallista olímpico hizo un amague, Aymar le pegó con pie derecho, borde interno, y la pelota se fue directo al ángulo izquierdo del portero Nicolás Cuadra.
Fue tan vistoso que la banca completa de Academia entró a la cancha a celebrar y eso que aún no terminaba el primer tiempo.
En el complemento, los rojos mantuvieron la intensidad para lograr el empate. En el minuto 50 tuvieron un tiro en el palo y poco después un lanzamiento libre fue a dar directo al travesaño. Cuando comenzaba a sentirse la frustración de los calderanos, llegó el tercer gol, una lápida que fue obra de Rafa Olarra. El ex Universidad de Chile, que durante gran parte de la temporada jugó como “8”, apareció en el área, aprovechó una mala salida del portero y definió con un tiro preciso para coronar un cometido perfecto. Olarra se quedó estático tras el gol y levantó los brazos, esperanzo el abrazo masivo de sus compañeros.
Fue el mismo jugador el que comandó las celebraciones cuando el partido terminó. “La gente de Academia me abrió las puertas y estoy muy agradecido. Me recibieron como uno más y creo que he tratado de aportar desde la experiencia”, comentó y destacó que el equipo “superó todas las dificultades”.
El goleador del torneo y capitán de La Caldera, Matías Valdecantos, dijo que su rival “mostró su jerarquía y el oficio de una final. Aprovecharon todas las ocasiones de gol que se generaron y fueron solidísimos en defensa. Nosotros perdimos el campeonato tres fechas atrás, cuando perdimos un partido insólito. Felicitaciones a los justos campeones”.

En Junior / El zarpazo de Academia campeón

Academia 2 vs Cocodrilo 1

Los senior de Academia recién empezaban a festejar el título obtenido cuando la serie junior comenzó a escribir su propia hazaña. Al frente tenían a Cocodrilo y, como Boedo, el puntero, perdía por la cuenta mínima ante Guasones en otra cancha, los albicelestes entraron a la cancha con la motivación al tope.
En los primeros 20 minutos, Academia fue una tromba. Generaron cuatro situaciones claras de gol, pero ninguna llegó a concretarse.
En el segundo tiempo, debido a las imprecisiones y la ansiedad en el mediocampo, las cosas se complicaron. En la otra cancha, Boedo perdió un penal y, a pesar de tener un hombre más, nunca logró empatar. Cuando el camino parecía despejado para Academia, vino el gol de Lucas Kuscevic, el “6” de Cocodrilo. Ahora, para ser campeones, los celeste y blanco necesitaban al menos dos anotaciones.
El público de la liga se trasladó en masa a la cancha 5 para ver la definición. Cuatro minutos después, un centro llegó directo a la cabeza de Octavio Barticciotto, quien cambió la dirección del balón y consiguió el empate. Tres minutos después, el otro hijo de Marcelo Barticciotto, Lucas, encaró y ganó línea de fondo, envió un centro a media altura, el portero despejó a medias y la pelota quedó servida en el área para que apareciera el zaguero José Tomás González y pusiera el 2-1.
González terminó bajo un cerro de jugadores que corrieron a celebrar. No había pasado una hora desde que los senior levantaron la copa y el segundo título ya se podía oler. Lo demás fue sencillo: poner un candado en el área y quitar cuanta pelota estuviera en pies de los azules. Con el pitazo final, los impensados campeones no podían creer lo que habían conseguido: arrebatarle el título al favorito.
“Nunca estuvimos primeros hasta la última fecha. Fuimos de menos a más y la alegría es doble, porque con los senior tenemos una relación maravillosa. Todo fue muy lindo”, indicó Octavio Barticciotto, quien junto a su hermano destacó durante todo el campeonato.
“Fue un partidazo. Sabíamos que Academia se venía con todo, porque tenían la oportunidad de salir campeón. Nosotros entramos con todas las ganas, pero ellos tienen un equipo muy fuerte en todas sus líneas y supieron dar vuelta un partido
que no se lo dimos fácil”, comentó el volante Lucas Kuscevic, quien dijo que tras el buen final de torneo de Cocodrilo, irán en busca del clausura.